DENTRO

246.429 minutos269.429_minutos.html
 

Dentro

Cristal, ventosas y aluminio

6 elementos de 210 x 101 cm.

medida total aproximada 210 x 650 cm.

2007

No tengo ambiciones ni deseos.

Ser poeta no es ambición mía.

Es mi manera de estar solo.


(El guardador de rebaños de Alberto Caerio)


Si fuera una piedra lo sería todo, pero el pensamiento me separa.


Proyectado fuera,


mi parte, socavada por las sensaciones y los razonamientos que vacían el vaso, espera que desde el otro lado,  fluyendo a través del plano que me separa del resto, todo se cuele dentro, como el liquido que se apresura a cumplir la ley de  Arquímedes: lo que me vacía y lo que me llena.


la percepción me devuelve completo dentro, producto de la inferencia que nos relaciona a mí y al mundo que me incluye.


Es el conocimiento(,) esa capacidad que nos da la inteligencia, lo que nos impulsa a transcender el límite; aunque cada vez que lo hagamos creemos otro nuevo y si lo hiciéramos, si fuera posible, un número infinito de veces, siempre estaríamos dentro de él, ya que el nuevo límite aparece simultáneo a la caída del derribado, de esta forma mantendrá en todo momento la estanqueidad. Haciendo imposible, por mínimo que hubiera sido el tiempo del inimaginable suceso, la permanencia fuera, que quizás haya, pero que nunca sabremos, porque si lo supiéramos serían fueras que estaban dentro.



Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo.


( proposición 5.6 del  Tractatus logico-philosophicus de L. Wittgenstein)


Aunque lo único que hace falta para que el objeto que está fuera de nuestros ojos, tan fuera como nosotros de él, esté dentro, sea mirarlo, hay que pensar que los dos, el objeto y los ojos ya estaban dentro, algo que quizás pueda entender gracias a imaginar que  el ‘con...en...’ sea una de las leyes que rigen el mundo y todo necesite una reflexión para poder ser evidenciado en el continuo de la realidad, en la que ella es el propio reflejo de sus causas.



La Lógica llena el mundo; los límites del mundo son también sus límites.

Por tanto, en lógica no podemos decir: en el mundo hay esto y eso, pero no aquello,

Esto presupondría, aparentemente, que excluíamos ciertas posibilidades y esto no puede ser el caso, dado que exigiría que la lógica traspasase los límites del mundo; esto es: que pudiera también contemplar esos límites desde el otro lado.

Lo que no podemos pensar no lo podemos pensar; por consiguiente, tampoco podemos decir lo que no podemos pensar.


(Proposición 5.61 de Tractatus logico-philosophicus de L.  Wittgenstein)


De este modo el mundo, me podría parecer en un consistir de la sucesiva adentración: cada cosa contiene la otra de la misma manera que ésta contiene a la primera, una irónica “ley” que por extensión parece poder explicar el universo a partir de la contracción, algo que por otra parte me parece lógico pensando que al final el último contenedor pueda ser el que explique todo.

Para llegar a ese punto cuentan a priori como válidas todas las probabilidades para el orden de las aleaciones, hasta la última.


Aunque el orden de los factores si altere el  producto, todo suma uno.


Si fuera una piedra tendría el universo dentro, por fin eternamente.


Amar es la eterna inocencia,

y la única inocencia es no pensar...


(El guardador de rebaños de Alberto Caeiro)


Arte fantasma

(hay cosas del futuro que  ya están presentes, pero para verlas hay que cambiar la mirada)

Acero inoxidable

12 cubos de 15 x 15 x 15 cm.

2007

Me puede resultar fácil entender lo que conozco, lo establecido, lo ya aprendido por saberlo, la mecánica de la repetición o lo que he asumido por que me pertenece…

Pero con el arte, que es el descubrimiento de mi mismo en lo que contemplo, asisto a algo que aún no estaba en mi pasado y en ese momento, presente, llego al futuro y a las consecuencias que este me traiga.

El futuro es lo desconocido, el lugar a donde arrastramos nuestras normas, establecidas, probadas y aprobadas,  pensando que esas reglas serán las que lo  ordenen.  Pero el arte (libre como en teoría es todo futuro), es un viajero proveniente del futuro, que da la capacidad de entenderlo haciéndose presente pero con un orden y unas normas que como él también vienen del futuro. De esta manera el arte es un fantasma de futuro que se aparece, para quedarse, en el presente y pautar un entendimiento del devenir.

Lo que más me llama la atención de este proceso y hasta me desazona es tener la certeza  de que paso al lado de lo que en el futuro serán obras de arte  y que no siempre puedo detectarlas como tales, se que es así  y que así debe ser, pero esas presencias más o menos ocultas, que como fantasmas intangibles proyecta el futuro, sólo podré identificarlas por otros indicios que me dé el propio arte.

La necesidad como equilibrio

Hierro La

52 x 28 x 7 cm.

2007

Siento el vértigo que produce la inmensidad, alguna noche estrellada  en que podría verlo todo. Pero a lo que contiene y a lo que ocurre en el universo siempre le falta algo. Este es su modo de ser, y es necesario para la existencia de su contenido y de su suceso que sea así.


Ante la imposibilidad de ser de otro modo, la necesidad de lo que falta se convierte en la diferencia; una diferencia que imitará de una u otra manera, para igualarse y equilibrarse, con lo que se enfrenta que está más completo.


El exceso y el defecto es el motor que equilibra al desordenado universo


Con un campo de visión limitado a la luz que atraviesa mis corneas retiro mi imaginada visión de las estrellas para mirar algo más próximo, que me permita ver el orden que me equilibra. La sensación ahora se torna opresiva y claustrofóbica al saber que soy la parte de muerte que busca en mi a vida.


El suceso del mundo

2 canales de vídeo y cubo de hierro de 95 cm. de lado

2007

El hecho de mi vida será insignificante con respecto al del mundo; aun así la parte que percibo de él, la contrapeso, con los recursos que tengo para construir el hecho de mi vida, aquellos que previamente percibí de su contemplación, con el propio mundo de donde los extraigo.

Estoy seguro de que todo esto ocurre en un desequilibrio que tranquiliza al mundo, por esa necesaria incapacidad de cada uno de sus componentes para aprehenderlo y, que yo, como uno más acepto, pero también como uno más no me resigno a aquello que me lleve a una mayor comprensión de él.

Cuanto más lo comprendo más aporto a la construcción de mi propio hecho y más capacidad tengo de ese percebimento externo. De esto deduzco, que si mi vida fuera paralela, tanto en la duración del tiempo a la del mundo y mi capacidad de interiorización de su suceso tan espaciosa como lo que el mundo es capaz de generar, me llenaría hasta el nivel del propio del mundo, llegando un momento en que el fiel de la balanza indicaría 0. Entonces el hecho de mi vida que no habría sido otro que el de percibir el mundo se igualaría con el del suceder del mundo.

Quizás por esa imposibilidad con respecto al tiempo y al espacio necesito dividir el mundo en sucesos diferentes e individuales que pueda percibir. Y enfrentando el entendimiento de esos nuevos hechos con los otros, los que ya son míos, el producto resultante es la forma que tengo de saber que pertenezco a él.

De ésta manera sí puedo conseguir un paralelismo de tiempo y unos espacios similares con los hechos que cada uno individualmente aporta al mundo; mientras que de otra forma no hubiera podido ser.  Sé que soy de todo lo que me forma, pero soy.

Belleza rasgada

116 x 160 cm

2007

fotografía

Oculto

116 x 160 cm.

2007

fotografía

Dentro hay una piel

130 x 95 cm. cada una

2007

fotografía

la belleza rasgada


Frente a la belleza podría pensar, en esos momentos de emoción, que paso al otro lado del velo, al lado oculto, donde no puedo llegar con mis ojos, ni con mis oídos, ni con mis dedos, ni con nada de lo que me constituye físicamente, pero compuesto por otras cosas capaces de proyectarme fuera de mí, convirtiéndome en un ser ubicuo, puedo colocarme a los dos lados de esa fina capa que cubre el arte y cuyo espesor da cabida a mis pensamientos y anhelos.



Dentro hay una piel


Y quizás por esa incapacidad de estar fuera, descubro que allí donde llego, dentro, en el lado oculto hay una piel que me envuelve…


…en el espacio que ha generado mi intimidad, donde además otras , ahora se adentran en la mía.



Oculto

El lugar en el que me oculto, intimo bajo la materia, me muestra. Inevitable.

Detalle


    DENTRO .pdfDENTRO_files/DENTRO%20.pdfshapeimage_2_link_0
Siguiente269.429_minutos.html
Anteriorcontacto.html
Dibujos ...Dibujos_....html
Dibujo al WürthDibujo_al_Wurth.html
Obras y añosObras_y_anos.html
Siguiente269.429_minutos.html
Anteriorcontacto.html
SÍ y T. de luzSi_y_Tiempo_de_luz.html
E. temporalEspacio_temporal.html
Infinitosinfinitos.html
inicioInicio.html
Es lógicoEs_logico.html
Escult. públicaescultura_publica.html
CurrículumCurriculum.html
La distanciaLa_distancia.html
Contactocontacto.html